Entradas de] mullerdental

Ácido hialurónico: luce sonrisa joven

El ácido hialurónico es muy utilizado dentro de los tratamientos de estética. Supone uno de los retos de la ciencia a día de hoy, sobre todo en el campo de la ortopedia y la cirugía ocular. Su capacidad para actuar como lubricante natural da muchas posibilidad al mundo de la salud.

¿Conoces los beneficios estéticos del ácido hialurónico? ¡Presta atención!

Beneficios del ácido hialurónico

Hidratación

La humedad es un requisito indispensable para tener una piel sana. Una de las características más llamativas del ácido hialurónico es su capacidad para penetrar en la piel a la vez que mantiene su contenido de agua.

El resultado es una humificación de todas las capas de la piel ejerciendo un efecto rejuvenecedor a todos los niveles.

Humectante

Este efecto de hidratación no sólo actúa a nivel interno sino que además ejerce influencia sobre el ambiente circundante alargando considerablemente los efectos de la hidratación en el tiempo.

Mejora de la barrera de los lípidos

Sus componentes benefician a la barrera de los lípidos por lo que ejerce un efecto de bloqueo y alargando aún más el efecto de hidratación en todas las capas de la piel.

Aumento de la resiliencia

Uno de los efectos más contundentes sobre la salud de la dermis es un incremento de su sistema inmunológico. Con la influencia del ácido hialurónico la piel adquiere una mayor fortaleza y capacidad para defenderse de las agresiones externas (tanto ambientales como contaminantes).

La humedad es un requisito indispensable para tener una piel sana. Una de las características más llamativas del ácido hialurónico es su capacidad para penetrar en la piel a la vez que mantiene su contenido de agua.

El resultado es una humificación de todas las capas de la piel ejerciendo un efecto rejuvenecedor a todos los niveles.

Humectante

Este efecto de hidratación no sólo actúa a nivel interno sino que además ejerce influencia sobre el ambiente circundante alargando considerablemente los efectos de la hidratación en el tiempo.

Mejora de la barrera de los lípidos

Sus componentes benefician a la barrera de los lípidos por lo que ejerce un efecto de bloqueo y alargando aún más el efecto de hidratación en todas las capas de la piel.

Aumento de la resiliencia

Uno de los efectos más contundentes sobre la salud de la dermis es un incremento de su sistema inmunológico. Con la influencia del ácido hialurónico la piel adquiere una mayor fortaleza y capacidad para defenderse de las agresiones externas (tanto ambientales como contaminantes).

Tono de piel más terso

El resultado de su aplicación es la generación de un efecto uniforme. El ácido hialurónico inyecta humedad a la piel y genera una apariencia mucho más tersa.

Esto no sólo puede percibirse en la textura (con la disminución de arrugas e imperfecciones) sino también en la uniformidad del tono. El resultado es una apariencia mucho más juvenil.

Textura más suave

La aplicación de ácido hialurónico sobre la piel genera una textura más suave y armónica. El resultado no sólo puede apreciarse visualmente, sino también al tacto.

Las líneas finas y las arrugas menos visibles

Una de las aplicaciones más habituales del ácido hialurónico es la reducción de arrugas y líneas de expresión. Además del efecto de hidratación ayuda a estimular de forma automática las células productoras de colágeno y elastina. Ambos componentes ayudan a mejorar el nivel de elasticidad de la piel y como resultado genera la desaparición de arrugas.

Estimula la regeneración celular de la piel

A medida que crecemos nuestra piel pierde capacidad para regenerarse. De hecho, esta es una de las principales causas de que se produzca el envejecimiento como tal.

El ácido hialurónico también trabaja a este nivel ya que promueve la regeneración celular dando como resultado una renovación casi total de la superficie de la dermis y generando un aspecto mucho más sano y vibrante.

Pigmentación

Los problemas de pigmentación y la aparición de manchas indeseadas pueden prevenirse y tratarse mediante el uso de ácido hialurónico. De hecho estas es una de sus propiedades más llamativas.

Claridad

Sus componentes también suponen un beneficio para el tratamiento de problemas como el acné. Al equilibrar los niveles de humedad en la piel el ácido hialurónico impide la sobreproducción de grasa y la consiguiente obstrucción de poros (la causa del acné).

Cómo prevenir la caries: algunos trucos

La caries es probablemente uno de los problemas más habituales en nuestra salud dental. Su tratamiento y prevención están muy relacionados con la educación que recibimos.

Si somos conscientes de que la caries puede afectarnos a otras partes del organismo y nos habituamos a asistir al dentista y mantener una higiene óptima con ayuda de la limpieza dental, notaremos la diferencia.

Prevenir la caries

Cepillarnos los dientes tres veces al día no resulta suficiente, a menos que se haga de forma correcta y empleando complementos como el hilo dental o el enjuague bucal. Además si entre horas se tiende a ingerir comida lo más recomendable es que se preste atención a la higiene dental.

Sobre todo si se ingieren alimentos con altas concentraciones de carbohidratos, azúcares o almidones. Es importante seguir unas pautas adecuadas para mantener un buen nivel de salud dental.

1. El cepillado

La rutina a la hora de cepillar los dientes debe cuidarse. Por ejemplo, debe realizarse de forma lenta, con cierta suavidad y en sentido vertical (de arriba abajo). Es importante que se realice una limpieza por la cara interna y externa de cada pieza dental.

Además, es muy recomendable que se preste especial atención a los espacios que existen entre los dientes así como a las líneas de las encías. Estas zonas suelen ser más inaccesibles por lo que es muy común que se acumulen una mayor cantidad de residuos y bacterias.

2. Conviértelo en rutina

Es importante que la rutina de limpieza se convierta en un hábito para lograr que cada zona quede cubierta.

3. La lengua

Uno de
los puntos más olvidados durante el cepillado es la lengua.
Ésta también
deberá cepillarse desde atrás hacia delante.

4. Cepillo eléctrico

Existen muchos tipos de cepillos de dientes, sin embargo los odontólogos recomiendan utilizar los cepillos eléctricos precisamente porque tienen una mayor capacidad para acceder a cualquier recoveco.

5. Renueva tu cepillo

Si se opta por un cepillo eléctrico lo más recomendable es que se renueve, o por lo menos se renueve el cabezal, cada tres meses.

6. Hilo dental

Para finalizar el ritual de limpieza de forma efectiva es importante que utilicemos hilo dental. Lo introduciremos dentro de los espacios interdentales con cierta firmeza y con delicadeza.

7. Enjuague bucal

Por último deberemos aplicar enjuague bucal después del cepillado y el hilo dental. Lo más recomendable es que no se enjuague la boca con agua después de utilizarlo.

8. Visita a tu odontóloga

Para prevenir la caries se hace imprescindible que nos habituemos a visitar a un odontólogo/a dos veces al año para someternos a una limpieza dental en profundidad.

Este tipo de limpiezas acompañadas de una revisión rutinaria nos ayudará a mejorar nuestra salud dental. Además, visitar a nuestro dentista de forma habitual nos ayudará a prevenir problemas como por ejemplo las caries.

Limpieza dental: ¿por qué es importante?

Se suele creer que la limpieza dental profesional están de más cuando nos cepillamos los dientes a diario. Sin embargo, esto no es sí. En realidad este tipo de limpiezas son mucho más puesto que nos ayudan a eliminar el sarro acumulado entre nuestros dientes y que es inaccesible con un nuestro cepillo de dientes.

Entendemos por sarro aquellas colonias de bacterias que se hacen visibles al solidificarse y adherirse con fuerza en la superficie de los dientes. Debemos tener en cuenta que este tipo de problemas no se eliminan con un cepillado dental ordinario. Por ello resulta imprescindible recurrir a una limpieza dental a manos de un profesional de la odontología. De lo contrario no es posible eliminar del todo este tipo de residuos perjudiciales.

La placa bacteriana es algo natural. Cualquier persona cuenta con una precisamente porque las bacterias crecen de forma continua. Es por eso que su eliminación resulta imprescindible para evitar problemas mayores como la aparición de caries, inflamaciones o irritaciones de las encías.

¿En qué consiste la limpieza dental?

Una limpieza dental es un tratamiento rápido, sencillo y realmente eficaz que ayuda a eliminar la placa de la superficie dental así como el vértice entre la encía y el diente. Su técnica es mucho más precisa que la de un cepillado ordinario, de hecho se utilizan potentes instrumentos eléctricos de ultrasonidos así como bicarbonato y otras pastas dentífricas especiales. El resultado no es sólo una limpieza dental sino también un proceso integral donde el blanqueamiento de los dientes juega un papel importante.

¿Puede dañar el esmalte?

Existen algunas creencias falsas sobre la limpieza dental. Por ejemplo, se cree que este tipo de limpiezas dañan el esmalte. Sin embargo esto es absolutamente falso. En realidad se pueden realizar limpiezas dentales de forma recurrente siempre que el dentista lo considere. Y es que además de ser un tratamiento indoloro (aunque pueden experimentarse algunas molestias durante el proceso), no resulta agresivo ni pone en riesgo nuestra salud.

Existen muchas personas que deciden de forma voluntaria no someterse a este tipo de limpiezas, pero…

¿Cuáles son las consecuencias?

La placa bacteriana supone un gran riesgo para nuestra salud en contra de lo que se pueda creer. Además de provocar problemas de caries también se convierte en un factor de riesgo de gran peso a la hora de desarrollar enfermedades periodontales.

Además, tener una boca descuidada influye de forma indirecta sobre la salud de otras partes de nuestro cuerpo. Por ejemplo, tener sarro incrementa las posibilidades de sufrir caídas de dientes así como la aparición de otro tipo de enfermedades generales como la diabetes.

Es por eso por lo que debemos tener presente nuestro ritual de limpieza. Resulta importante cepillarnos los dientes después de cada comida y utilizar hilo dental y en realidad más importante de lo que creemos.

Además, para mantener un buen estado de salud dental resulta apropiado acudir a la consulta de nuestro dentista cada seis meses. Someternos a una limpieza dental en estas visitas nos será de gran utilidad y podremos llevar un seguimiento sobre nuestro estado de salud bucal. Será en estas sesiones en las que el especialista pueda hacer una valoración sobre el estado de salud general de nuestra boca.

Contorneado dental estético: ¿Qué es?

Es muy común que existan ciertas irregularidades en la forma de las piezas dentales. Por muy leves que estas puedan ser, afectan negativamente a la imagen que desprende una sonrisa. Sin embargo, este tipo de problemas pueden combatirse a través de tratamientos estéticos específicos como el contorneado dental estético.

¿En qué consiste el contorneado dental estético?

Esta técnica permite perfeccionar la apariencia de los dientes y suele aplicarse especialmente sobre los incisivos y los caninos superiores. La técnicas se basa en la eliminación de ciertas zonas del esmalte y su posterior relleno mediante composite. La finalidad de estos tratamientos es modificar la longitud y la superficie de los dientes para alcanzar una apariencia más equilibrada y armónica.

Se debe tener en cuenta que este tipo de tratamientos está orientado a aquellos pacientes que únicamente requieren de pequeños retoques estéticos y en ningún caso para tratar problemas mayores relacionados con la disposición o el tamaño.

Un proceso de contorneado dental estético está exclusivamente orientado a suavizar pequeñas fracturas o piezas ligeramente astilladas, también para hacer pequeñas correcciones sobre aquellas piezas dentales que se encuentran ligeramente torcidas o que cuentan con una estructura excesivamente puntiaguda.

contorneado dental estético

Ventajas del contorneado dental estético

Una de las mayores ventajas de este tratamiento es que no es invasivo y además no genera efectos secundarios después de su aplicación. Al no generar ninguna sensación de dolor, no requiere de ningún tipo de anestesia. Influye únicamente sobre la capa más superficial del diente, por lo que se trata de una intervención extremadamente sencilla.

Esto es algo
que también repercute en el precio y lo convierte en una alternativa altamente
accesible a todos los pacientes.

El contorneado dental estético puede combinarse con otro tipo de tratamientos para obtener una mejora generalizada más visible. Las opciones más comunes son el blanqueamiento dental o la aplicación de carillas dentales. El resultado es una mejora considerable a nivel estético.

Sin embargo, aunque se trata de un procedimiento con una finalidad totalmente estética, también tiene efectos muy positivos en la salud dental del paciente. Por un lado, mejora la apariencia estética de la dentadura, pero por otro ayuda a eliminar el riesgo de que se produzca superposiciones donde se acumula la placa con mayor facilidad. El resultado es una reducción considerable en padecer problemas de caries dental así como otras enfermedades periodontales.

El contorneado dental es un tratamiento muy rápido por lo que no requiere de postoperatorio y su aplicación se suele dar en un única visita.

Se trata de un procedimiento muy recomendable porque en un tiempo muy reducido y con una inversión mínima, se pueden obtener beneficios no sólo estéticos sino también a nivel de salud bucodental. Lo más recomendable es visitar a un profesional especializado para que evalúe las condiciones del paciente antes de iniciar el proceso.

Si el paciente se está sometiendo a otro tipo de tratamiento, es importante solicitar asesoramiento por parte de un equipo especialista, ya que no en todos los casos será posible iniciar un proceso de contorneado dental estético. Además, es preferible solucionar problemas más graves relacionados con la disposición de las piezas dentales antes de someternos a un proceso de contorneado.

Bruxismo: causas y remedios para combatirlo

El bruxismo es un hábito inconsciente de rechinar los dientes. La gran mayoría de personas lo hemos hecho en alguna ocasión. Sin embargo, cuando se convierte en algo continuo e imposible de controlar, se convierte en un problema que puede derivar consecuencias para la salud. Aunque nuestra salud bucal es la principal resentida, el bruxismo está asociado a otros problemas de salud que se manifiesta en el resto de nuestro organismo.

Uno de los mayores problemas que presenta el bruxismo es precisamente su carácter inconsciente. Al no ser conscientes de dicho problema, nos resulta muy complicado identificarlo y por lo tanto poner un remedio. En general, este problema no se identifica hasta que alguien externo al propio paciente detecta el problema. Sin embargo, hay algunos síntomas o indicios clave que nos pueden ayudar a identificarlo rápidamente.

SÍNTOMAS DEL BRUXISMO

Sensibilidad en los dientes

La primera consecuencia que se deriva de hacer chirriar nuestros dientes es la erosión dental y el desgaste del esmalte. Cuando se elimina o se daña esta capa protectora nuestros dientes se hacen mucho más sensibles y vulnerables antes estímulos externos como los cambios de temperatura, por ejemplo.

Molestias y dolores

El acto de hacer chirriar nuestros dientes requiere de una generación de tensión en nuestra mandíbula. Esto al final acaba manifestándose con dolores en nuestro cuello o nuestra cabeza, precisamente por la tensión que originamos sobre nuestros músculos. Además, también es habitual que el bruxismo genere incluso dolores en la espalda. Los principales focos de dolor se localizan en:

  • Músculos faciales
  • Oídos
  • Mandíbula
  • Espalda

Consecuencias psicológicas

Cuando nuestros músculos están en tensión una gran parte del tiempo y de forma inconsciente se generan consecuencias en el plano psicológico. Éstas se manifiestan en forma de estrés o ansiedad. Cuando nuestro cuerpo o algunos músculos de nuestro cuerpo están en tensión constante, es habitual que acabe repercutiendo a nuestro estado mental y emocional.

Causas del bruxismo

Aunque no se ha identificado un origen específico varios investigadores sostienen que el detonante se encuentra en el estrés y la ansiedad. Una sensación de nerviosismo constante en nuestro día a día puede perjudicar nuestros hábitos de sueño y generar el fenómeno del bruxismo.

También existen otros factores que pueden influir en su aparición como una mandíbula desencajada, o unos malos hábitos a la hora de masticar o ingerir ciertos alimentos.

El descanso nocturno se hace imprescindible y si hay problemas o irregularidades en el período es más probable que hagamos chirriar nuestros dientes. Además, también pueden ser un detonante algunas enfermedades neurodegenerativas como la esclerosis múltiple.

En el momento en el que se identifique este problema lo más recomendable es visitar a un dentista. En una clínica especializada y previo examen se podrán diagnosticar cuáles son las causas que se esconden detrás del bruxismo. A partir de entonces será posible establecer un tratamiento específico a cada paciente.

Las soluciones más habituales pasan por el uso de férulas de descarga durante la noche. Gracias a este aparato será posible evitar que se produzca el roce entre la mandíbula superior y la inferior y por lo tanto el desgaste de las piezas dentales. La práctica de ejercicios o técnicas de relajación como el yoga también son una forma de prevenirlo.

¿Cuáles son las mejores carillas del mercado?

A la hora es coger las carillas dentales más adecuadas, se debe prestar atención a una serie de factores. Generalmente, la calidad suele ser superior en los modelos más caros, aunque siempre es recomendable recibir asesoramiento por profesionales especializados. Algunos de los puntos que debes tener en cuenta son:

Naturalidad

Dependiendo de la gama de productos a los que accedamos, podemos encontrar soluciones más o menos estéticas. En realidad, una carilla realmente estética es aquella que resulta más natural y pasa totalmente desapercibida.

Funcionalidad

El material del que estén hechas las carillas es muy relevante en este sentido. La resistencia que pueda ofrecernos variará dependiendo de cuál sea el material del que estén hechas.

Vida útil

No todas las carillas presentan una misma durabilidad. La renovación de las mismas no sólo dependerá de la carilla en sí, sino de la calidad del implante y el tratamiento recibido por el equipo médico.

Comodidad

Generalmente, las carillas suelen ser cómodas pero no todas al mismo nivel. Dependiendo de cuáles sean los materiales que la conforman y el tratamiento recibido pueden llegar a aparecer algunas molestias con el paso del tiempo.

Naturaleza del tratamiento

Existen tratamientos que son más invasivos y otros que lo son menos. Por ejemplo, el tallado de las piezas originales del paciente es una de las alternativas invasivas.

carillas dentales

Pero, ¿cuáles son las mejores carillas
dentales del mercado?

Las carillas Lumineers 2 están fabricadas a base de Cerinate 2. Este material es porcelana de feldespato comprimido que además cuenta con nano-cristales de leucita. El resultado es un elemento muy atractivo a la vista y capaz de superar a cualquier carilla del mercado. Su acabado es altamente natural y en la actualidad sólo tiene un rival real: Las carillas de porcelana feldespáticas.

Sin embargo, lo cierto es que esta segunda opción cada vez es menos popular por una sencilla razón. Para implantarlas es necesario tallar el diente con lo que ello conlleva. El tallado perjudica al paciente porque le resta masa dental.

En el mercado podemos encontrar otras alternativas también atractivas pero no tan efectivas como las carillas Da Vinci o las E-max. Estas también requieren el tallado del diente y además presentan una densidad más opaca lo cual les resta cierta naturalidad.

La opción Lumineers no sólo proporciona una alternativa mucho menos invasiva para el paciente, sino que además no renuncia a la alta resistencia. Además, gracias al material del que están hechas pueden ser fabricadas en todo tipo de variantes, incluyendo las soluciones más delgadas. Su eficacia a nivel funcional y estético ha sido tal que ha logrado cambiar la forma de implantar las carillas.

Sin embargo, a pesar de que estas carillas presentan una alta calidad, hay otros factores que el paciente no debe pasar por alto. Uno de ellos es el papel que ocupa el profesional así como la planificación de su implantación. El asesoramiento cobra especial importancia antes de iniciar cualquier tratamiento odontológico. A través de unas Lumineers 2 y el apoyo de profesionales altamente cualificados alcanzar una sonrisa natural y adaptada al 100% a las necesidades del paciente resulta fácil.

De cara al tratamiento, es necesario que se desarrolle un estudio personalizado para conseguir la solución que el paciente busca. El objetivo es obtener un resultado que resulte natural, atractivo, aunque también funcional. Esta fase del proceso resulta tan importante, porque el mínimo error de planificación puede hacer que en un período de tiempo reducido las carillas acaben rompiéndose.

Las carillas Lumineers 2 cuentan con una vida útil muy elevada. De hecho pueden llegar a alcanzar los 20 años siempre y cuando la implantación se realice de forma adecuada.

Sonrisa gingival: causas y tratamientos

La sonrisa gingival es un problema de tipo estético y además se manifiesta de forma diferente en cada paciente. Es una alteración más común de lo que se tiende a creer y sus causas son muy diversas. Pero, ¿qué es exactamente la sonrisa gingival? Podemos identificar este tipo de problemas cuando la persona afectada muestra más de dos milímetros de encía al sonreír (en el hombre) o tres o cuatro milímetros (en la mujer).

Es importante tener en cuenta que no supone ningún tipo de patología en sí misma. Aunque muchas personas piensan que la sonrisa gingival puede derivar en problemas periodentales, estos sólo se producen cuando la exposición de la encía es extrema.

Causas de la sonrisa gingival

Maxilar largo

Una de las causas que puede originar este problema estético puede ser la presencia de un maxilar excesivamente largo en relación con la cara. Para corregirlo es necesario recurrir a un tratamiento de tipo quirúrgico conocido como cirugía ortognática. Esta intervención puede modificar la posición de los huesos faciales para situarlos de forma adecuada. Para poder corregir el problema es necesario realizar cortes para poder mover el maxilar superior y llevarlo hacia arriba.

sonrisa gingival

Erupción pasiva alterada

También puede deberse a que la encía posee una erupción pasiva alterada que muestra una porción inferior del diente a la que debería. Para corregir este problema es necesario recurrir a un procedimiento quirúrgico bastante más sencillo conocido como gingivectomía. Este consiste en eliminar una parte de la encía y contonearla para que quede al descubierto la porción del diente que debería ser visible. A tener en cuenta:

  • Suele llevarse a cabo mediante bisturí eléctrico
  • No deja ningún tipo de cicatriz.
  • El proceso de recuperación es bastante rápido.

Posición dentaria baja

Además una posición dentaria baja puede producir una alteración en la posición de los incisivos superiores que no llegan a entrar en contacto con los inferiores.

  • No requiere de intervención quirúrgica
  • Puede solucionarse mediante ortodoncia para que los dientes se coloquen en la posición adecuada.

Labio superior corto o con mucha movilidad

En otros casos este tipo de problemas estéticos tiene su origen en un labio superior corto o con excesiva movilidad. En este caso la sonrisa gingival puede corregirse actuando directamente sobre los músculos del labio. Para ello basta con hacer unas infiltraciones de botox para que el músculo labial no ejerza tanta fuerza o presión. De este modo el paciente podrá controlar los movimientos del labio y se podrá definir mediante un estudio qué cantidad de envía debe mostrar.

En estos casos no se trata la causa del
problema de forma directa sino que se mitigan los efectos y se disimulan de una
forma muy práctica.

Se debe tener en cuenta que cualquier de los tratamientos para las encías a los que se acceda proporcionarán una mejora estética y la obtención de una sonrisa más atractiva. A partir de estos métodos el paciente logrará una sonrisa más armónica y equilibrada. Lo más recomendable es recibir asesoramiento por un equipo médico especializado para evaluar las posibles alternativas que tiene el paciente.

Sarro dental: 5 consejos para evitarlo

El sarro dental es una de las cosas más molestas que se puede ir acumulando en los dientes. Consiste en sales de calcio y fósforo, resultado de la mineralización de la placa bacteriana (compuesta de restos alimenticios y saliva); por lo que el sarro tiene tanto una parte orgánica como una inorgánica.

El sarro puede propiciar la aparición de la caries y, además, dañar la masa ósea de los dientes. Esto puede acabar por provocar que se acaben cayendo, por no mencionar el daño estético que implica tener sarro en los dientes. Para evitar que se acumule el sarro dental es así necesario adoptar una serie de pautas. En este artículo daremos algunos consejos para ello.

Consejos para evitar el sarro dental

1. Cepillar a conciencia

Por muchos productos que usemos, por mucho flúor que tengan los dentífricos y muy innovadores que sean, si queremos evitar el sarro no podemos eludir un buen cepillado. El cepillado sigue siendo la acción más fundamental de cara a garantizar el cuidado de la salud bucodental y a evitar la aparición de sarro o placa en los dientes. ¿Durante cuánto tiempo te cepillas los dientes? Lo recomendable es dedicarle unos 4 minutos al cepillado.

2. Usar el hilo dental

Ningún cepillado es válido si no se utiliza también el hilo dental. A la hora de evitar el sarro es muy necesario someter a los dientes al hilo dental. De esta manera, se podrán retirar las partículas de alimentos enquistadas entre los dientes que, tras su mineralización y fusión con la saliva, acaban generando el sarro que tanto afea y daña los dientes.

3. Ir al dentista

Es aconsejable siempre, y como norma general, planificar la visita a tu clínica dental al menos una vez al año. En ocasiones, si nuestro cepillado ha sido ineficiente o no hemos usado el hilo dental todo lo bien que debemos, se hace necesario practicar una limpieza dental a conciencia.

4. Evitar alimentos que lo favorecen

Hay ciertos alimentos que favorecen la aparición del sarro dental por lo que si lo que queremos es evitar que aparezca, debemos suprimirlos de nuestra dieta o eliminarlos por completo. Para ello, es aconsejable hablar con nuestro dentista y que nos aconseje sobre el tipo de dieta que conviene seguir.

5. Usar un dentífrico específico

Finalmente, otra de las cosas que se pueden hacer de cara a evitar el sarro entre los dientes es utilizar dentífricos específicos. Una cosa buena de los avances en salud bucodental es que existe prácticamente un tipo de dentífrico específico para cada una de las dolencias o afecciones que se puedan tener: también para la acumulación de sarro.

¿Es normal el sangrado de encías al cepillarme los dientes?

Cuando se habla de salud bucodental, en general se suele pensar en los dientes. Sin embargo, las encías también tienen su propia problemática y merecen ser cuidadas de forma igual de rigurosa a la que empleamos con los dientes. Es importante cuidar la salud de las encías en niños y en adultos.

Las encías son una de las partes más sensibles de la boca y deben ser cuidadas de forma específica. Muchas son las personas que olvidan cepillarlas y pocos son los que se deciden por utilizar dentífricos o enjuagues bucales específicos para ellas. Así, puede suceder que en ciertas ocasiones y a ciertas personas las encías les puedan sangrar en el momento del cepillado de los dientes.

Pero, ¿es normal? La respuesta corta es que sí, que lo es. Sin embargo, vamos a intentar entender por qué sucede esto. En primer lugar, hay que tener en cuenta que, a diferencia de los dientes, las encías no están hechas de hueso sino que son mucosas y, por su naturaleza, infinitamente más sensibles a todo tipo de elementos como el frío, el calor o cualquier tipo de irritación.

Las causas del sangrado de encías

  • La principal causa del sangrado de encías es la acumulación de placa. Esto se produce por un cepillado o lavado deficiente. No hay que olvidar que la placa es una acumulación heterogénea de resto de alimentos, saliva y microbios de color amarillento. Esta acumulación de placa provoca gingivitis o inflamación de las encías y puede suponer que se desarrolle un sangrado de encías durante el cepillado.
  • El sangrado de encías es un síntoma de que hay algún tipo de problema de este tipo. Por lo que en parte es normal que suceda si estamos ante una gingivitis pero, al mismo tiempo, no es algo que pueda dejarse de lado. Y es que en casos muy severos de gingivitis y acumulación de placa, podríamos incluso llegar al punto en el que la salud y durabilidad de los dientes se viesen comprometidos.

Para entender lo frecuente que puede ser el sangrado de, hay que tener en cuenta que, según los estudios, más de un 60% de la población mundial padece este problema al menos una vez en su vida. Así que sí, es normal y frecuente. Pero esto no debe ser excusa para no poner remedio a un problema que, si se descontrola, puede acabar por hacer que perdamos nuestros dientes.

Afortunadamente hay muchas cosas que pueden hacerse para ponerle remedio al sangrado de encías:

  • Desde cambios estéticos como puede ser un peeling de encías (para aportarle ese color rosado, reflejo de una sonrisa sana) a cambios en la limpieza diaria. Por ejemplo, usar la seda dental es muy conveniente después de un buen cepillado.
  • También puedes recurrir a métodos caseros como naturopatía para tus encías, aunque sin olvidar que es una ayuda extra y no una solución que sustituya otros tratamientos bucales.
  • En casos más severos, puede optarse por la planificación de una visita al dentista para realizar una intervención y una limpieza así como el uso de dentífricos y enjuagues específicos para este tipo de afecciones. Sin duda, la mejor opción.

Los tratamientos de estética dental más demandados

Ir al dentista impone, de eso no hay duda, pero cada vez menos. ¿Por qué? Gracias a las avances en nuevas tecnologías se ha mejorado la efectividad de los tratamientos, su rapidez y la obtención de resultados a la par que se ha reducido notablemente el dolor que algunos tratamientos en estética producen en el paciente. ¿Cuáles son los tratamientos más demandados en la actualidad? Quizás te sorprendas…

La famosa frase de “para presumir hay que sufrir” está cada vez menos relacionada con el sector dental. Ir al dentista debe ser una rutina para todas las personas e incluso lo que antes eran tratamientos complicados ahora y gracias a los avances, se han convertido en procedimientos fáciles y confortables que no requieren de ningún riesgo ni el más mínimo dolor para el paciente.

Afortunadamente cada vez son más las personas que toman consciencia de la necesidad de ir al dentista, al menos, una vez al año. De hecho ya el 60% de las españoles ya tiene una cita anual en su calendario con estos profesionales según el estudio «Prestación de salud bucodental en España», elaborado por el Instituto de Investigación de Mercados Key-Stone, junto a la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) pero en todas estas visitas, ¿cuáles son los tratamientos en estética dental más demandados? Hay clásicos y novedades…

estética dental dentista

Tratamientos dentales más solicitados

Blanqueamiento dental. 

Es uno de los tratamientos en estética dental más solicitados y copa los primeros puestos año tras año. El tabaco, una mala alimentación, la falta de limpieza o simplemente la propia naturaleza de los dientes puede llevar a que éstos parezcan más oscuros. Incluso queremos lucir una sonrisa más espectacular, qué mejor que optar por un blanqueamiento dental y disfrutar de una gran sonrisa.

Ortodoncia invisible

La tecnología ha avanzado sobremanera en los últimos años, y ahora lucir una ortodoncia ya no es motivo de no sonreír para esconderla. La ortodoncia invisible ha llevado a mucha gente a optar, por fin, por un tratamiento en estética dental con tan buenos resultados como este.

Implantes dentales

Sin duda es el tratamiento más numeroso. La falta de piezas bucodentales puede ocasionar problemas físicos a la hora de ingerir alimentos como estéticos al sonreír. Millones de españoles tienen ya en la actualidad algún implante dental en su boca.

Férulas dentales

El bruxismo es una patología que consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula o incluso rechinar los dientes pudiendo causar con ello dolor en la mandíbula e incluso cefaleas y es muy frecuente mientras dormimos. Cada vez son más las personas que optan por férulas dentales como tratamiento en estética dental para aliviar esta molestia.

Carillas dentales

Las carillas dentales tienen como finalidad mejorar la estética de un diente dañado, rallado o roto por algún lado. Un golpe o un accidente fortuito puede dañar parte de nuestro diente siendo la carilla dental, sin duda, la mejor solución.

Injerto de encías

Hay personas que debido a una mala conservación de sus encías o simplemente por su propia naturaleza, tienen poca encía lo que dificulta sobremanera el desarrollo de diferentes tratamientos. Existen diferentes tipos de tratamientos para encías. Un injerto de encía es necesario ya que ayuda a proteger los dientes de los daños ocasionados por encías retraídas o simplemente para una mejora estética de la sonrisa.