fluor como prevencion

Cuando hablamos de salud bucodental, en muchas ocasiones únicamente pensamos en el cepillado y en lavarnos los dientes. Pensamos, erróneamente, que es únicamente una cuestión mecánica: pasar bien la seda, cepillar bien… Sin embargo, uno de los productos más útiles para garantizar la salud de nuestra boca y encías. Hoy te hablamos del flúor como prevención.

El flúor como elemento de prevención es un compuesto químico de la tabla periódica, en el grupo de los halógenos. En su forma pura es peligroso y puede ocasionar quemaduras. Sin embargo, es tratado para ser utilizado como uno de los principios activos de cantidad de dentífricos y enjuagues bucales. Además, en ciertas regiones del planeta el agua corriente tiene presencia de flúor para mejorar la salud de las personas.

En lo que respecta a su uso en dentífricos y otros productos de higiene y cuidado bucodental, el flúor como prevención de enfermedades y afecciones bucodentales se utiliza siempre en dosis muy pequeñas que no presenten ningún riesgo para la salud. Este producto está presente en muchísimas pastas de dientes pero no en todas. Además, es de reseñar que la presencia de flúor en las pastas de dientes no es idéntica en todas las marcas: hay unas con más contenido en flúor que otras; adaptándose así a las necesidades de cada uno.

fluor como prevencion

Lo positivo del flúor

La principal ventaja del flúor, su principal aspecto positivo, es su lucha contra las caries. Las caries, recordémoslo, son la enfermedad no infecciosa más presente en todo el planeta. El flúor como prevención es sólo una forma de más de combatirla entre las muchas otras a las que no hay que renunciar como son el cepillado y la seda. Y es que las propiedades anti-caries del flúor están más que demostradas por la ciencia. Así, en pequeñas dosis, el flúor tiene la capacidad de poder reducir en hasta un 50% el número de caries en la boca y hacer el problema menos grave.

Además, otra de las grandes ventajas del uso de flúor, es que no sólo actúa sobre las caries, sino también sobre el esmalte. De esta forma, una exposición del esmalte al flúor puede conseguir que éste se refuerce en gran medida haciendo que esté más robusto y que la defensa frente a caries y otras afecciones sea mucho mayor.

Por último,hay que tener en cuenta que todo este efecto de prevención en lo relativo a la fortaleza del esmalte y a la protección contra las caries es especialmente relevante en el caso de los niños. Así, el uso de flúor en menores está aún más aconsejado que en las personas adultas. Sin embargo, en el caso de menores, las dosis de flúor deben ser sustancialmente menores por motivos de seguridad y salud.

The following two tabs change content below.